dissabte, 12 de gener de 2008

La extracción de la piedra de la locura (fotografía de Javier Téllez)


Gracias a Dante Bertini, tenemos de MARINA PENYA un excelente texto.

"ESPECIALISTAS EN DEMENCIAS"
.
Ayer vi una furgoneta cerca de mi casa. Llevaba pintado un gran letrero que decía "Centro de día Barcelona. Especialistas en demencias". En otro sitio con letras más pequeñas se leía "Demencias, embolias, parkinson". Aparte del conductor y un ayudante, en el interior viajaba un hombre de unos cincuenta años. Me pregunté si era consciente de que estaba dentro de un vehículo que proclamaba su supuesta demencia. Pensé en la gente que deja a sus seres queridos en aquella furgoneta; el hijo que acompaña a su madre con alzheimer, la esposa que lleva a su marido con parkinson, la madre que se despide de un hijo aún joven que lucha contra las secuelas de una embolia, y en la tristeza que deben de sentir por su experiencia y por ese cartel de propaganda grosera que va proclamando que quienes lleva en su interior son dementes. Si los responsables de un centro de día no pueden entender la falta de tacto que supone ese letrero, ¿cómo podrán atender con suficiente cuidado a pacientes que piden tanta paciencia y tanto afecto?